Descubre la versión más auténtica de quién eres y deja una huella significativa en el mundo.

Recibe mis mensajes semanales desde el corazón, para guiarte en el viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.

La Aceptación plena: una puerta de entrada a la paz interior y la libertad.

Si te gusta, compártelo 🙂Share on Facebook26Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Siempre recuerdo durante mi adolescencia en Cuba, que me costó mucho aceptar el vitíligo, esas manchitas blancas que comenzaron a salirme en la piel cuando sólo tenía 10 años.

Me costaba también aceptar la falta de libertad, las carencias materiales y un sinfín de pequeñas cosas de mi vida cotidiana en La Habana.

Cuando emigré a España con 18 años, entonces me costaba aceptar estar lejos de mis amigos, y todo aquello con lo que había crecido. Como no aceptaba vivía anclada al pasado, como vivía anclada en el pasado me perdía las bondades del presente, y como no estaba en el presente, no podía ser feliz.

En el año 2011,  viví una dura ruptura sentimental, y durante algún tiempo me negué a aceptarlo. Como no aceptaba la pérdida de las ilusiones y expectativas depositadas en esa relación, no podía dejar ir, y como no dejaba ir, sufría.

En aquella época, tampoco aceptaba que no había encontrado el camino profesional que quería seguir. Trabajaba como programadora informática en Madrid y ese trabajo no me llenaba.

No había aceptado mi “fracaso” en el amor y el hecho de no haber encontrado aún mi pasión y propósito de vida.

Me sentía frustrada. No aceptaba mis experiencias y mi camino de vida, y comprendí que se debía, a que en el fondo de mi ser, no me aceptaba plenamente a mi misma.

Llegar a esta conclusión puede ser un poco doloroso, porque en un principio también nos negamos a reconocerlo, sin embargo, cuando miramos de frente nuestra verdad, de repente, algo sucede, algo comienza a transformarse en lo más profundo de nosotros.

Si de alguna manera mi historia resuena contigo. Si te cuesta aceptar experiencias de tu vida. Si hay una parte de ti, de tu forma de ser o de tus circunstancias que rechazas. Si te has desilusionado con las diferencias entre tus sueños y expectativas y tu actual realidad.

Si tienes frustraciones alrededor del trabajo, tus relaciones personales o lo que crees que deberías haber conseguido ya en la vida.

Si sientes que no vales lo suficiente. Si crees que tienes que agradar a los demás para recibir amor. Si piensas que has perdido el rumbo y que no tienes lo necesario para salir adelante, este artículo es para ti tesoro. Quiero darte la bienvenida a la auto-aceptación incondicional.

La Aceptación plena: la puerta de entrada a la paz interior y la libertad

En los últimos años he estado trabajando en aceptarme y amarme plenamente. Toda yo. Mi fuerza y mi vulnerabilidad, mis logros y mis errores, mis talentos y mis defectos.

Y he llegado a comprender que cuánto más acepto quien en verdad soy, más sale a la luz lo mejor que hay en mí.

Cuánto más me muestro auténtica y vulnerable, más conecto con mi ser y al mismo tiempo con los demás, desde un espacio de Amor y comprensión.

Durante este tiempo he tenido la oportunidad de ser mentora de varias personas que han sentido lo mismo y todas han comprendido que es esencial abrazar y aceptar cada momento de nuestras vidas, y cada aspecto de quienes somos.

Puede que algunas personas piensen: “Pero si aceptas una enfermedad, si aceptas una situación que no te agrada, es como admitir que has fracasado.”

Quiero decirte tesoro, que la aceptación plena no significa que nos rindamos o que ondeemos la bandera blanca, eso es rendirnos. La aceptación plena significa que dejemos ir quienes creemos que deberíamos ser y nos enamoremos de quienes somos ahora.

Estar en paz con lo que somos ahora y lo que hemos vivido o estamos viviendo, crea un espacio sagrado para la sanación.

La no aceptación, nos roba toda nuestra fuerza vital, y provoca que nos desgastemos física, mental y emocionalmente, porque vivimos en una lucha constante entre lo que es y lo que creemos que debería ser.

Aceptar y honorar cada gramo de mi misma, me permite relajarme aquí y ahora. Me permite renovarme para decidir cuáles serán mis siguientes pasos, que estén en coherencia con mi más alta verdad.

Desde ese estado relajado y receptivo, ganamos claridad y la fortaleza que necesitamos para crear una vida más sana, feliz y llena de propósito.

Aceptarte a ti mismo, no se trata de rendirte o conformarte, aceptarte se trata de nunca abandonarte.

Aceptarte no se trata de amputar tus ambiciones, sino de amarte a ti mismo, pase lo que pase. No importa quién va y viene, tú estarás siempre para ti. Se trata de no abandonarnos nunca, especialmente en nuestros tiempos más vulnerables.

La auto-aceptación no significa que dejemos de crecer, significa que buscamos desde un lugar de totalidad (sabiendo que ya somos suficientes), en vez desde de un lugar de carencia.

La aceptación no es sobre la resignación o la rendición, sino todo lo contrario, la aceptación es sobre asumir tu poder, incluso cuando te sientes impotente.

Aceptarte a ti mismo, se trata de respetarte y honorar quien eres ahora mismo, hoy, en este momento, no en quien te puedes convertir en algún momento futuro.

La verdad es que no podemos hacer todo perfecto y dar siempre lo mejor de nosotros mismos todo el tiempo. La verdad es que a veces cometemos errores. La verdad es que no siempre todo sale como esperamos.

Somos humanos y la vida es nuestra escuela espiritual, desordenada, impredecible y caótica a veces, incierta, pero a la vez hermosa y mágica.

Tesoro, te invito a vivir la vida aceptando todo su abanico de emociones y experiencias, porque aceptando ese remolino impredecible de sucesos y sentimientos podemos encontrar la puerta hacia la paz interior y la libertad.

¿Qué te parece dejar de intentar ser mejor y simplemente ser quién eres?

Cada vez que escribo un artículo como este, me pregunto: ¿Será lo suficientemente bueno? Y entonces recuerdo: Aceptación. Así es como reemplazo mi miedo por mi afirmación: “Me amo y me acepto a mi misma exactamente como soy. Y amo y acepto esta maravillosa creación exactamente como es.”

Desde ese lugar, puedo estar presente y fluir con lo que la vida me trae en cada momento. Desde ese lugar de aceptación, puedo dejar que se exprese la creatividad a través de mí. Dejo de exigir tener que ser perfecta o hacer algo perfecto, y acepto que puedo equivocarme sin juzgarme por ello. Porque a través de darnos el permiso de cometer errores nos damos el permiso también de crecer.

Cuando reflexiono en mi pasado y pienso en todas las veces en mi vida en que sentí que yo no era suficiente o que no hacía lo suficiente, me doy cuenta que era muy dura conmigo misma.

Si me acepto a mi misma y a los demás, en lugar de estar constantemente rechazando quien soy o las experiencias que vivo, o lo que me falta o lo que no me sale como yo quiero, entonces la vida me da la oportunidad de transformar las cosas.

Cuando somos honestos con quienes somos ahora y donde estamos ahora, es más fácil llegar a dónde queremos estar mañana.

Acepta tu camino de vida, acepta plenamente quien eres ahora. Sin expectativas, sin condicionamientos de lo que deberías o no hacer, de lo que hiciste o no hiciste, de lo que deberías tener o no. Sólo te pido que estés aquí para ti, en tu presente, y que te abraces con todo el Amor que mereces.

Date el permiso de brillar, de cuidarte y aceptarte en toda tu gloria.

Tesoro, espero que este artículo te proporcione paz y más amor y aceptación hacia quien eres.

No importa lo que estés enfrentando ahora, hay un camino de propósito y más plenitud para ti.

Ahora me encantaría saber tu opinión debajo en los comentarios:

¿Puedes aceptarte un poco más, comenzando ahora mismo?

¿Cómo crees que cambiaría tu vida si comenzaras a aceptar quien eres ahora y donde estás ahora?

Cada día cientos de almas maravillosas llegan a este blog en búsqueda de apoyo, inspiración y guía. Tu propia experiencia y sentir puede ser un tesoro de amor que ayude a otras personas en su camino.

Muchas gracias por leerme y por añadir tu aportación.

Si tienes alguna amistad a la que crees que estas palabras podrían ayudarle, por favor envíale este post y compártelo en las redes sociales ¡Muchas gracias!

Por una vida de propósito, aceptación y amor hacia quienes somos,

Zuzel Amelia

Si te gusta, compártelo 🙂Share on Facebook26Tweet about this on TwitterEmail this to someone

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Estás dispuesto a expandir tu consciencia y encender la chispa de tu Pasión y tus talentos?

Comienza hoy a recibir en tu correo mis mensajes más personales para acompañarte en esta aventura fascinante

Comparte tus ideas conmigo

Los campos requeridos están marcados con un *

*

 

Comentarios

  1. María Rosario dice:

    Querida Zuzel:
    El mensaje de hoy me ha encantado por dos razones: primera por que en la aceptación plena de mi persona está mi felicidad. y segundo porque vivir el momento presente me llena de sabiduría y bienestar.
    Gracias por todo.
    Un fuerte abrazo.

    • Zuzel Amelia dice:

      Querida María Rosario:
      Gracias a ti tesoro por tu enriquecedor comentario. Me alegra saber que has comprendido estos mensajes tan importantes para la vida.
      Un abrazo lleno de amor y bendiciones para ti,
      Zuzel

  2. Mª de los Ángeles González González. dice:

    Hola Zuzel, como siempre agradezco tus palabras que siempre me ayudan a entender. Tienes razón, cuando no nos aceptamos a nosotros mismos tal y como somos y me refiero física y mentalmente, cuando no aceptamos lo que hacemos actualmente o hemos dejado de hacer, vivimos en una lucha contante , que muchas veces es agotadora , y que casi siempre proyectamos en nuestras relaciones con los demás. Esta no aceptación , no siempre es producto de compararnos con los demás, muchas veces son sueños o ilusiones , o un ideal de vida que nos hemos ido creyendo durante muchos años y que es muy diferente de la realidad. A la pregunta de cómo sería mi vida si me aceptara tal y como soy, te diré que primero es un trabajo muy difícil y segundo , probablemente no estaría buscando continuamente respuestas a mis por qué y sobre todo me costaría menos integrarme con los demás o conocer nuevas personas.
    Muchos besos y espero que mi respuesta te sea de utilidad.

    • Zuzel Amelia dice:

      Querida María de los Ángeles:
      Muchísimas gracias tesoro por tu valioso comentario que creo que nos ayuda a todos.
      Gracias por compartir tu sentir, esta es la forma en que todos podemos reflexionar para mejorar.
      Espero que puedas aceptarte cada día un poco más y vivir desde el amor.
      Muchos besos y abrazos con mis mejores deseos para ti,
      Zuzel

  3. hola Zuzel, muy bonito e interesante creo que ese es el primer paso par poder ser felices y poder ayudar a otros a buscar la felicidad, gracias y bendiciones.

  4. Techy Bernal dice:

    Quiero agradecerte inmensamente desde mi corazon el mensaje tan hermoso sobre la aceptacion. Hoy despues de una gran caminata y unas semanas de reflexion , de pensar que es lo que realmente debemos de incluir en nuestro viaje, este mensaje tuyo cierra con broche de oro mi respuesta.
    Quererse como uno es no como quisieramos ser, que bello,aceptarnos con todo lo que hemos hecho hasta ahora,y a traves de la aceptacion dejar fluir ese ser maravilloso que cada uno es.
    Aunque se haya leido antes sobre la aceptacion, necesitamos que el mensaje nos conecte para poder interiorizarlo y asi poder hacer cambios.
    Hoy mi corazon ha resonado con la comunicacion tuya , con la caminata, con la conversada de un buen amigo, y me siento liberada.
    Gracias con gratitud y amor .Techy Bernal

    • Zuzel Amelia dice:

      Techy, tesoro, gracias a ti por tu valioso mensaje, por compartir tu sentir y experiencias en tu propio viaje.

      Me siento muy contenta de saber que mis palabras han llegado en el momento propicio a tu vida.

      Que sigamos esta caminata con más aceptación y amor hacia quienes somos.

      Un abrazo lleno de amor y bendiciones para ti,

      Zuzel

  5. Mariel Sánchez dice:

    Gracias! Tus palabras me dan paz y claridad. Pocas personas puedan transmitir estos conceptos con tanto amor y respeto. Gracias otra vez por tus enseñanzas y su sencillez para llegar al alma….!

    • Zuzel Amelia dice:

      Mariel, tesoro bello, gracias a ti por tu comentario. Nada me da más felicidad que poder tocar la vida de otras personas con amor y respeto.

      Gracias por compartir tu viaje con nosotros.

      Un abrazo lleno de amor y bendiciones para ti,

      Zuzel