Descubre la versión más auténtica de quién eres y deja una huella significativa en el mundo.

Recibe mis mensajes semanales desde el corazón, para guiarte en el viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.

5 señales para tomar decisiones más sabias siguiendo a tu corazón

A lo largo del camino de auto conocernos y tomar las decisiones más sabias, verdaderamente alineadas con nuestra esencia, hay muchos momentos de dudas, desesperación, frustración y bajones emocionales, lo importante es asumirlos como parte del proceso y no rendirnos.

En mi vida he tenido también varios momentos de dudas y frustración, cuando me he sentido insegura a la hora de elegir qué camino seguir y cuáles abandonar.

Y es que el primer problema a la hora de tomar decisiones es que pensamos en lo que perdemos, en lugar de lo que ganamos y esto nos paraliza.

Tomar ciertas decisiones no siempre es sencillo, porque tenemos miedo a equivocarnos y a perder, porque nos creemos demasiado jóvenes o demasiado mayores, porque pensamos que no contamos con los recursos y la formación requerida, o simplemente porque no sabemos qué es lo mejor para nosotros y las personas que más queremos.

Hoy quiero compartir contigo:

5 señales para tomar decisiones más sabias siguiendo a tu corazón

¿Te gustaría conocerlas?

¡Vamos allá! 🙂

Lo primero que quiero que hagas es que busques una hoja y un bolígrafo y escribas un tema sobre el que necesitas tomar una decisión.

Y aquí van las señales para que identifiques lo mejor para ti en este momento.

Primera Señal: Toma decisiones en función de lo que es realmente importante para ti.

Para tomar decisiones sabias debemos tener muy claro qué es prioritario y qué es secundario en nuestras vidas.

Sucede que muchas veces tomamos decisiones en función a los objetivos secundarios de nuestra vida, en lugar de en función de los objetivos primarios de nuestra vida.

Escribe en la hoja las 5 Cosas o valores más importantes de tu vida. (Ponlas en orden)

Cuando tengo que tomar decisiones siempre observo de qué manera mi decisión afectará a estas 5 prioridades de mi vida.

Necesitamos encontrar decisiones o soluciones que sirvan a las 5 cosas más importantes de nuestra vida. Si las favoreces estás tomando la decisión correcta, si no las favoreces quizás no estás tomando la mejor decisión.

Si tu decisión favorece a lo que has puesto en la posición número 1, pero perjudica a la posición número 2, busca otra vez. Puede que no hayas interpretado bien, o puede que necesites buscar una nueva decisión. Yo creo que siempre hay una solución que involucra el bien mayor.

Segunda señal: Accede a la sabiduría de tu cuerpo, tu cuerpo tiene información valiosa sobre la decisión correcta e incorrecta.

El problema es que estamos tan desconectados de nuestra sabiduría interior, que hasta se nos ha olvidado cómo se siente nuestro cuerpo 🙁

El cuerpo te va a ayudar a tomar mejores decisiones.

Visualiza cómo sería llevar a cabo tu decisión, imagina un escenario futuro, experimentando, sintiendo y viviendo por completo esa decisión.

Observa cómo se siente tu cuerpo, no tu mente, tu cuerpo tiene más información que tú sobre la decisión correcta.

Permanece unos minutos en silencio, respirando y observa cómo se siente tu cuerpo.

Cuando tomamos la decisión de nuestro mayor bien, nuestro cuerpo siente expansión, se siente naturalmente a gusto. Cuando tomamos la decisión incorrecta nuestro cuerpo siente contracción, incómodo, con desazón.

Escribe en la hoja las señales que te envía tu cuerpo ante distintos escenarios posibles y sigue sus pistas.

Recuerda que la decisión de tu mayor bien, puede que te cause un poco de temor, porque todos los caminos implican ganancias y renuncias, conllevan retos. Sin embargo, una cosa es ese miedo a lo desconocido que nos causa un poco de vértigo y otra es el miedo a ir en contra de nuestra propia verdad.

Deberás aprender a distinguir entre los dos.

En cualquier caso, ten presente que toda decisión tiene riesgos, y que nada está garantizado. Sólo tendrás garantía de una gran aventura, con todas las posibilidades de perderte y no llegar a la meta.

Sin embargo, algo sí te puedo asegurar: la misma búsqueda te ayudará a crecer. Habrá riesgos y sacrificios, cada día te moverás hacia lo desconocido, y quizás no tengas un mapa de la ruta a seguir, pero esta es la única forma en la que uno crece.

Enfrentar la incertidumbre, los miedos  y los desafíos del camino, es la única forma en que llegamos a descubrir lo extraordinario que hay en cada uno de nosotros.

Tercera Señal: Elige el camino que tenga corazón

No importa el camino que tomes, lo que importa es que el camino que elijas tenga corazón, el camino que sientas que responda a la esencia de tu ser.

Si la decisión no te hace feliz hoy, es muy probable que no te haga feliz en el futuro. Si no te hace feliz hoy el camino, no te hará feliz mañana la meta.

Al final el camino es mucho más importante que la meta. No se trata del destino, se trata del propio viaje, porque es en el viaje donde te encuentras a ti mismo.

¿Tiene corazón tu decisión? ¿Tiene corazón tu camino?

Si lo tiene entonces tu viaje será dichoso, mientras lo sigas, serás uno con él, te volverás más fuerte y más grande que tus miedos y limitaciones. Si no tiene corazón tu camino, te volverás más débil, te sentirás culpable, insatisfecho, resentido con la vida.

Pregúntate tesoro, si estás tomando la decisión desde el Miedo o desde el Amor.

Tomar la decisión desde el Amor es poner nuestra intención en la confianza, en la fe, en la sabiduría del universo.

Tomar la decisión desde el Miedo es poner el foco en lo que no quieres que pase, en la desconfianza.

Creo que vivir en propósito consiste precisamente en aprender a decidir siempre desde el amor y responder a nuestra verdad más profunda.

Cuando decides desde el Amor se libera en nosotros la fragancia de la paz interior.

Cuando vayas a tomar una decisión pregúntate que vas a ganar tú, que va a ganar el mundo, qué va a ganar tu entorno, de qué forma tu decisión contribuye a que tú y el mundo sean mejores.

Cuarta Señal: Pregúntate ¿Quiero tomar esta decisión para hacer feliz a otra persona?

Tengo algo que comunicarte cariño, si estás haciendo algo sólo para hacer feliz a otra persona, para complacer a alguien o para responder a las presiones o creencias sociales, eso a la larga te generará resentimiento y culpa.

Si los demás perciben que nos estamos fallando a nosotros mismos, que estamos traicionando nuestra propia verdad, ¿qué ejemplo estás dando?

Si tú no te das amor incondicional, si no te respetas. ¿Cómo van a hacerlo otros por ti?

Antes o después otras personas dejarán de tener respeto hacia ti, dejarán de confiar en ti.

Si al otro le gusta tu decisión, estupendo, si no, no pasa nada, porque ya tiene su propia vida para acertar o equivocarse.

Cada uno debe tener la libertad de elegir su propio camino, y a veces nos cuesta saber cuál es el nuestro como para adivinar el de los demás 😉

No me refiero a que te vuelvas indiferente, a lo que me refiero es a que dejes de tomar decisiones para complacer a los demás.

Recuerda esto: Por cada persona que encuentra su decisión más sabia, su propósito, mil más encontrarán el suyo. Por lo tanto, es primordial que encuentres tu propio lugar para ayudar a encajar muchas otras piezas del puzzle.

Quinta Señal: Escucha en tus silencios

Es difícil tomar decisiones yendo y viniendo, estando rodeado de ruidos mentales y externos.

Busca ratos de silencio, ve a un parque, a una playa, o quédate en tu casa en silencio por la noche.

Si tienes que tomar buenas decisiones guarda ratos de silencio. Desde el silencio, tomamos mejores decisiones.

Guardar silencio para escuchar a la vida, te ayudará a reconectar con tu sabiduría interna que siempre ha estado ahí y siempre estará.

Estoy deseando saber qué te han parecido estas 5 señales para tomar decisiones. Me hará mucha ilusión que me escribas debajo en los comentarios 🙂

Si te ha gustado este artículo, ayúdame a que llegue a más personas compartiéndolo en las redes sociales. Ah, y no olvides suscribirte a mi lista de emails para recibir mis mensajes más transformadores directamente en tu correo electrónico.

Con todo mi amor y gratitud porque estés ahí, creando tu propio camino,

Zuzel Amelia

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Estás dispuesto a expandir tu consciencia y encender la chispa de tu Pasión y tus talentos?

Comienza hoy a recibir en tu correo mis mensajes más personales para acompañarte en esta aventura fascinante

Comparte tus ideas conmigo

Los campos requeridos están marcados con un *

*