Descubre la versión más auténtica de quién eres y deja una huella significativa en el mundo.

Recibe mis mensajes semanales desde el corazón, para guiarte en el viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.

Retiros de Yoga, Espiritualidad y crecimiento personal. Días únicos para cambios mágicos en tu vida

Si te gusta, compártelo 🙂Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Con este artículo tengo la intención de compartir las experiencias y aprendizajes que un Retiro de Yoga, espiritualidad y crecimiento personal puede aportar a nuestra vida.

Es hermoso cuando un grupo de personas se lanza a la aventura de hallarse a sí mismas, en el contacto abierto y sincero con los demás. En cada retiro que he tenido la oportunidad de ofrecer junto a Naylín, siempre me conmueve ese encuentro y reconocimiento que se produce entre las almas que se reúnen para evolucionar.

En la vida a veces vivimos momentos duros, y podemos sentir que las cosas se tornan difíciles, sin embargo cuando vas a un retiro recuerdas que hay personas maravillosas, que hay magia y amor en el mundo, sólo tenemos que tener el corazón abierto para conectar con la vibración de propósito y amor.

Este artículo quiero dedicárselo a todas las personas que han participado en algún Retiro de Yogaesmas y han tenido la confianza de abrirse por completo a la experiencia. Se lo dedico también a todas esas personas que desean volver a la inocencia de sus corazones, que anhelan lanzarse a la aventura de conocerse más allá de las creencias que siempre han tenido de sí mismas y  buscan vibrar en el Amor, para hacer de este mundo una tierra más dichosa para todos.

El Milagro del Auto Descubrimiento y la convivencia en grupo

A veces  nos cuesta llegar a ver que estamos conectados con todos los seres del planeta y con toda la vida. Vivimos en nuestras burbujas personales y olvidamos que somos espíritu, luz, energía, vibración y amor, y en cada uno de nosotros late la semilla de un poder ilimitado para crear y sanar.

Los retiros son días de convivencia para auto descubrirnos, para regalarnos un espacio de amor, conexión y paz, en el que podamos sintonizar con lo más grande que hay en cada uno de nosotros. Todos hacemos un viaje hacia el interior, y desde el interior hacia el corazón del grupo.


De manera progresiva y natural cada uno comienza a quitarse las máscaras del ego para desnudar su alma. Y así, poco a poco, se produce el milagro: los rostros se alegran, las miradas se iluminan, la inteligencia del corazón se despierta.

De repente, somos más nosotros mismos y nos permitimos  ir más hondo. Es enternecedor percibir cómo nos encontramos todos con el yo real, con menos corazas y condicionamientos.

Cuando descubres tu esencia, esa que ignoramos en un rincón alejado, debajo de todas las creencias con las que nos llenamos la cabeza, sacas a la superficie la luz que hay en ti y te reconoces.

Nuestra procedencia, cultura, religión, raza, nivel económico, profesión, tendencia sexual, son meras identificaciones que etiquetan características de nosotros, pero no dicen quiénes somos realmente. Lo realmente importante no son las etiquetas y los envases que usemos, sino lo que hay dentro, la esencia que nos mueve y nos impulsa a esculpir la mejor versión de nosotros mismos.

El Yoga, poderosa herramienta para conectar con tu verdadera naturaleza

El cuerpo es el templo de nuestra alma y es el espejo donde proyectamos todas las identificaciones de quienes creemos que somos.

La práctica de Yoga durante los días del Retiro nos invita a observar conscientemente qué pasa con el cuerpo, entrando en contacto con él.

Más tarde o más temprano uno tiene que enfrentarse a su cuerpo y a las transformaciones que va manifestando a lo largo de los años. Las frustraciones que sentimos en relación a nuestro físico, creo que son la invitación del alma a mirar más profundo para comprender que nuestro valor no depende de ninguna forma física.

El trabajo con el cuerpo a través del Yoga nos permite realizar uno de los viajes más profundos de desidentificación. Nos da la oportunidad de dejar de aferrarnos a las ideas más arraigadas que hemos adquirido culturalmente.

El Yoga te desafía a dejar de creer que eres el cuerpo, para entrar al templo de tu verdadera naturaleza, al mismo tiempo que el cuerpo te recuerda que vives aquí, en este plano físico y que requiere que cuides de él con amor.

La clave está en encontrar el equilibrio. Si solo vives desde lo lo físico, no conoces tu verdad completa, si sólo vives en esta consciencia de que no eres tu cuerpo, pero no bajas al cuerpo, te quedarás carente del abanico de experiencias y crecimiento que nacen de integrar la parte espiritual con la parte física.

Quizás la verdadera espiritualidad reside en el lugar donde la dualidad desaparece y ambos mundos se vuelven uno.

La Magia de Vivir con Propósito

Proposito1

Hasta la más pequeña parte de este universo está aquí para algo, el ala de una mariposa, la hoja de un árbol o una gota de rocío.

El Dharma es un vocablo sánscrito que significa “propósito en la vida.” Según la Ley del Dharma, nos hemos manifestado en forma física para cumplir un propósito.

Todos venimos a este mundo a vivir una vida plena de sentido y amor. Intrínsecamente el ser humano posee un genuino deseo de que su vida sea lo más significativa posible y dejar una huella hermosa con su existencia.

Sin embargo, hemos sido condicionados por creencias que nos han obstaculizado el descubrimiento de la versión más extraordinaria de quienes somos. Esto genera una gran incongruencia interna, porque estamos resistiéndonos al sentido potencial que nos aguarda para ser cumplido.

Son tantas las personas que se esconden de sí mismas, que se han creído lo que otros le han dicho sobre quienes son y hasta dónde pueden llegar en la vida,  que han olvidado sus verdaderas fortalezas, valores y dones, no son conscientes de su poder interior.

En los retiros, hablmos sobre el propósito de la vida, sobre vivir en pleno sentido y conectar con nuestra pasión y dones únicos para servir al mundo. Así propiciamos un espacio para que cada uno pueda explorar el campo extraordinario de posibilidades disponibles para su crecimiento personal y profesional, y descubran que pueden ir más allá de lo que nunca había imaginado.

El poder sanador de Amarse a uno mismo

Zuzel Amelia Conecta con tu Esencia

Creo que sólo hay una cosa que sana todo problema: amarse a uno mismo. Cuando comenzamos a amarnos y a confiar en quienes somos, es asombroso cómo mejoran todos los ámbitos de nuestra vida.

Amarnos a nosotros mismos, significa tener profundo aprecio y comprensión de quienes somos, aceptar los diferentes aspectos de nuestra personalidad, nuestras dudas y temores, las cosas que tal vez no hacemos del todo bien, y también reconocer nuestras maravillosas cualidades, lo que hacemos extraordinariamente bien. Es en definitiva, aceptarnos sin condiciones, al mismo tiempo que permitimos que florezca la grandeza de nuestro ser.

Ahora he recordado la danza del corazón, y una especial emoción me embarga. Es una experiencia hermosa, que vivimos todos en el retiro.

Para mí es como una explosión de amor en mi interior que se irradia en todas direcciones.  Si tú has estado con nosotros en una danza del corazón, me encantaría que compartas con todos lo que significó para ti. ¡Gracias corazón bello!

La Fuerza imparable de la Confianza en Nosotros Mismos

La piedra angular de todo crecimiento humano, está en la confianza en sí mismo.  Aprender a confiar en mí, aprender a confiar en que la vida me apoya en cada momento, que en cada instante el espíritu infinito de amor me acompaña, ha sido la clave para superar las batallas más difíciles de mi viaje por la vida.

Desde pequeña tenía mucho temor a hacer piruetas en la playa, a ponerme de cabeza, hasta que un día en una clase de yoga en el retiro, que fue sobre posturas invertidas,  con la ayuda de Naylín,  logré hacer la postura sobre la cabeza por primera vez, fue tan emotivo que casi no me lo creo. A través de un trabajo progresivo de confianza en mí misma conseguí algo de lo que no me creía capaz.

Hemos nacido con un miedo innato a caer. Psicológicamente, el miedo te alerta de una potencial situación peligrosa. Las posturas invertidas desafían el miedo a caer. Aprender a lidiar con el miedo puede crear un fuerte sentido de la confianza. La confianza que obtienes con las posturas invertidas nos ayuda también a lidiar con otros miedos de nuestra vida cotidiana.

Las posturas invertidas, literalmente, hacen que mires el mundo al revés. Esta alternativa visual te da una nueva perspectiva del mundo, y un impulso de fuerza y confianza.

Aquí comparto algunos momentos muy emotivos de pasados retiros en que todos enfrentamos nuestros miedos y potenciamos la confianza en nosotros mismos a través de las posturas invertidas. ¿Qué emoción te producen estas fotos?

Estos son recuerdos de esos días de auto descubrimiento, de atención plena, de puro gozo por la vida, de crecimiento y transformación. Miradas que iluminan, abrazos que confortan, instantes que contienen la eternidad.

Todo el mundo merece tener la oportunidad de conocer esta experiencia, todo el mundo necesita dar amor, recibir amor, y todas las personas que vienen con esa intención a nuestros retiros despliegan esa magia, por eso surge esta convivencia tan bonita de personas entregadas.

Si has estado en algún retiro con nosotras, me encantaría que compartas tus experiencias y aprendizajes, y que nos digas qué es lo más especial que recuerdas.

Si aún no has participado en nuestros retiros y te apetece unirte una experiencia que puede cambiar tu vida, puedes contactar conmigo para informarte de nuestros próximos retiros en España.

Abrazo el lugar en que tus miedos y los míos se vuelven luz.

¡Haz lo que te salga del corazón!

Si te gusta, compártelo 🙂Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

¿Estás dispuesto a expandir tu consciencia y encender la chispa de tu Pasión y tus talentos?

Comienza hoy a recibir en tu correo mis mensajes más personales para acompañarte en esta aventura fascinante

Comparte tus ideas conmigo

Los campos requeridos están marcados con un *

*