Descubre la versión más auténtica de quién eres y deja una huella significativa en el mundo.

Recibe mis mensajes semanales desde el corazón, para guiarte en el viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.

Desmontando mitos para que dejes de sufrir en la búsqueda de tu pasión y reinvención profesional

Hoy vamos a hablar de esa controvertida cuestión, de esa búsqueda que a veces puede hacernos sentir muy perdidos y confundidos.

Hablemos hoy de la pasión y de la reinvención de nuestro camino profesional en coherencia con nuestra esencia.

Existe un gran mito de que la vocación y la carrera profesional, es única y para toda la vida. Esto lo trasladamos también a nuestra concepción sobre la pasión y el propósito.

Yo pienso que mientras las culturas continúan desarrollándose más, mientras el fenómeno global de los freelancers sigue ganando terreno y las oportunidades de conexión y expresión de nuestra creatividad son más flexibles y diversas, vamos a empezar a ver cada vez más personas alejándose de este paradigma de que tenemos que hacer y ser una sola cosa para toda la vida.

Cariño, no tienes que ser o hacer una sola cosa para toda la vida. No tienes que tener o trabajar en una sola pasión para toda la vida.

El mayor obstáculo con no saber qué ruta tomar es que la mayoría de la gente se hace esta pregunta: ¿Qué debo hacer?

Y es como tener una bola gigante de acero agarrada a una cadena, porque lo vemos como una decisión para la eternidad…

Pensamos: “Tengo que decidir muy bien, no puedo equivocarme porque se juega todo mi futuro en esta decisión.”
Así nos podemos bloquear durante años con lo que llamamos “parálisis por análisis.”

Tesoro, no pienses en términos tan radicales, este drama que nos hacemos en nuestras mentes no lo necesitamos.

¿Qué pasa si no es una decisión de por vida?
¿Qué pasaría si te quitaras tanta presión y lo vieras desde una perspectiva más flexible?
¿Qué pasaría si te enfocas en lo que te dice tu intuición en este momento presente?

Recuerda que lo único permanente en la vida es el cambio. Cuando tomes una decisión, no la veas como una decisión inmutable, el camino cambiará a medida que vayas ampliando tus experiencias y tu auto conocimiento.

Comprométete con algo, experimenta un tiempo y si sientes que no es para ti, puedes moverte hacia otros caminos. Con cada experiencia vas a aprender y a crecer.

Es un hecho que cada día más personas están haciendo proyectos vinculados a múltiples pasiones y vocaciones, porque los encuentran significativos, les dan plenitud y es difícil empaquetarlo todo en una sola cosa.

A través de la historia podemos observar como grandes personalidades tenían un montón de pasiones. Einstein no sólo hizo una cosa. Él tenía una increíble diversidad de intereses.

Lo mismo pasó con Leonardo Da Vinci y con Miguel Ángel, y con Steve Jobs 😉

Vamos, creo que cada vez menos gente hace solo una cosa.

Podemos ser más conocidos por solo una cosa, pero mientras más prosperidad e influencia una persona alcanza, más tiende a diversificar en múltiples áreas de interés que conectan con sus distintas pasiones y formas de servir a los demás.

No se trata de encontrar ese camino único y permanente, porque puede que tengamos muchas misiones o propósitos a lo largo de la vida. La clave está en encontrar mensajes que son importantes para ti. En hallar causas y proyectos en los que tú puedas añadir valor, aportando tus dones y experiencias únicas.

Puedes decirte:

“Yo creo en este mensaje y lo voy a apoyar en cada forma que pueda. Y también creo en este otro mensaje y lo voy a apoyar en cada forma que pueda.”

“Creo en este proyecto y voy a comprometerme ahora con todo mi corazón a sacarlo adelante, entendiendo que en el futuro puedo hacer otras cosas.”

Yo me he aventurado en numerosos proyectos. Me he dado el permiso de experimentar con distintas pasiones y poner a prueba distintos talentos y fortalezas.

Algunos pasiones terminaron siendo pasajeras, y abandoné esos caminos, otras se transformaron y dieron a lugar a proyectos que han marcado un antes y un después en mi vida.

Al final, lo importante es ser uno mismo en todo lo que hacemos, dar lo mejor de nosotros, desde el corazón.

Por supuesto que para el éxito profesional es fundamental enfocarnos en una meta y comprometernos de lleno con ella el tiempo necesario para lograr lo que queremos.

Pero ahora estoy hablando para esas personas que están en la búsqueda de qué nuevo rumbo darle a sus vidas. Para esas personas con incertidumbre, que se sienten perdidas y confundidas y tienen miedo a equivocarse de camino.

Si este es tu caso tesoro, aquí hay algunas ideas para ti:

1. No te juzgues por no tener esa claridad aún o por tener miedo a reinventarte.

Acepta donde estás ahora, lo que haces ahora y quien eres ahora. Desde la aceptación y la comprensión empecerá a emerger tu auténtica esencia.

2. Comienza a mirar tu vida desde una perspectiva más amplia

Si estás buscando un propósito o camino profesional pero no tienes muchas pistas aún, si no sabes lo que quieres, te propongo que comiences a mirar tu vida desde una perspectiva más amplia.

¿A qué me refiero?

Bueno, cuando piensas en tu vida, hay muchas áreas, ¿verdad?

– Tenemos la salud, las relaciones personales, las relaciones íntimas, las finanzas, la espiritualidad, los hobbies.

Tus habilidades para hacer algo, tus conocimientos y experiencias, las cosas que disfrutas de la vida.
Tienes todas estas áreas importantes en tu vida.

Pues, qué te parece decidir que tu próxima misión sea:

“Cómo puedo crecer en cada una de esas áreas y vivirlas en coherencia con mis propios criterios y valores, con mis propias aspiraciones.”

¿Cómo puedo mejorar mi salud y sentirme más vital?

¿Cómo puedo mejorar mis relaciones personales?

¿Cómo puedo comenzar a hacer más cosas que disfrute?

¿Cómo puedo ayudar a otras personas con los talentos y experiencias que tengo?

Te invito con todo mi amor a abrazar el nuevo paradigma que todos podemos crecer y desarrollar un nivel más elevado de auto maestría en todas las áreas de nuestra vida.

Y si empiezas a poner lo mejor de ti en las diferentes áreas importantes de tu vida, la misión y el propósito comienza a emerger, tu esencia florece como nunca antes.

Porque lo que tendrás que atravesar para mejorar cada una de estas áreas de tu vida, te empezará a conectar con nuevos aprendizajes, nuevas ideas, nuevos mentores y nuevas oportunidades de expresar lo mejor que tienes para ofrecer al mundo.

En este proceso empezarás a ver más cosas, porque es difícil tener una misión en la vida, si no has experimentado lo suficiente.

Sal fuera de tu burbuja y experimenta. Mira el mundo, ve a explorar un poco.

Es difícil decir: “Esto es lo que se supone que tengo que hacer” si nunca has ido más allá de tus propios límites.

3. Sigue la pista de tus intereses

Si en tus horas libres te interesas profundamente por la fotografía, por la alimentación o el yoga, o te encuentras fascinad@ por algún asunto, ya sea la moda o la música, las artes, o cualquier cosa que te absorbe y el tiempo parece discurrir a un ritmo diferente, ese interés puede convertirse en una llamada interior que merece la pena que explores.

No tengas miedo de ahondar más en tus intereses.

Pregúntate si puedes hacer un trabajo de ese interés, pregúntate si puedes ayudar a otras personas con ese interés,.

Cuando nos apasionamos con nuestros intereses, comenzamos a encontrar lo que resuena con nosotros.

Y a veces después de experimentar con esos intereses por el tiempo suficiente, una voz interior nos dice: “Esto es lo mío, esto es lo que se supone que tengo que hacer en esta etapa de mi vida.”

4. Libérate de ti mism@

Si puedes liberarte de ti mism@ en este punto para permitirte la transición de una forma de ver la vida y el trabajo a otra nueva, es más probable que encuentres tu misión.

Muchas personas nunca encuentran ese camino de plenitud y propósito, porque tienen miedo a esta transición.

Aquellos que han encontrado una misión valiosa en la vida, si hablas con ellos, suelen haber pasado por muchas transiciones en sus vidas.

Ellos han tenido muchos intereses diferentes, y no tenían miedo a cambiar de un trabajo a otro, de una carrera o compañía a otra, de una pasión que perseguían a otra.

En otras palabras, son personas que intentan y experimentan muchas cosas, y que tienen la fuerza interior para recuperarse de esas cosas que no funcionan y seguir el camino con la misma ilusión.

Si sientes que te atascas en: “Yo no tengo ni idea de qué supone que tengo que hacer”, entonces lo que se supone que tienes que hacer es cambiar.

Si te bloqueas en este pensamiento: “Tengo tanta confusión en relación a lo que se supone que tengo que hacer”, entonces necesitas un cambio.

Necesitas llegar a tu corazón, a tu espíritu, y decir:

¿Qué despertaría mi pasión ahora?

¿Por qué cosa podría sentir interés real?

Y si llega una respuesta, ve hacia ella. Trata de hacer esa cosa. Sumérgete en ella con todo tu ser.

5. Pregunta cómo puedes ayudar.

Y la idea esencial en todo esto es:

Si no sabes cuál es tu misión, si has perseguido todas tus pasiones y posibles vocaciones, si has ido a la misma raíz de todos tus intereses, has visto el mundo y todavía no sabes qué se supone que debes estar haciendo, la respuesta es simple: Pregunta cómo puedes ayudar.

Es muy posible que no descubras tu misión o tu propósito hasta que no sirvas a la gente, hasta que no ayudes a otras personas.

En tu viaje personal, descubrir qué se supone que tienes que hacer, no te olvides de detenerte y preguntar a otros: ¿Cómo puedo ayudar? ¿Necesitas algo?

En estos momentos de servicio y ayuda a otras personas, conseguimos nuestros mayores niveles de transformación y claridad.

Hacia el final de la película El cambio, hay un momento en el que Wayne Dyer afirma:

“Nadie se tiene que preguntar cuál es su objetivo, siempre lo encontrarás ayudando. Si por un solo día puedes concentrarte en hacer que la vida de otro sea mejor, si puedes concentrarte en pensar así, así es como piensa Dios. Es un concepto antiguo pero sigue siendo relevante. Tocar la vida de alguien es más valioso que cualquier cantidad de dinero […]

Creer que necesitas lo que no tienes es la definición de locura, que no te puedes realizar hasta que no consigas todas esas cosas, es una ilusión, en serio, no necesitas nada más.

No importa a qué te dediques, puedes ser taxista, maestro, trabajar en una fábrica, ser director, lo que importa es que te concentres en ayudar a los otros. Piensa en la gente que te acompaña en el camino, puedes dirigir un negocio desapegándote del resultado y centrándote en dar servicio.

La vida se convierte en vivir estas virtudes: Cómo puedo ayudar, cómo puedo ser amable, como puedo sentir veneración. Si piensas así vives en pleno sentido.

[…]

Hay un lugar en nuestro interior más profundo que quiere sentirse realizado, que quiere saber que su vida ha marcado una diferencia, que ha dejado este lugar, este planeta donde ha vivido mejor que cuando llegó, que ha conmovido profundamente la vida de alguien con su existencia

Todos queremos eso, no es una cuestión de edad, ni de encontrarse a uno mismo. Seas quien seas, tengas la edad que tengas, solo estás a un pensamiento de cambiar tu vida.”

Espero que en estas palabras encuentres una pequeña pieza que te ayude a encaminar tu rumbo profesional con pasión y propósito.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Estás dispuesto a expandir tu consciencia y encender la chispa de tu Pasión y tus talentos?

Comienza hoy a recibir en tu correo mis mensajes más personales para acompañarte en esta aventura fascinante

Comparte tus ideas conmigo

Los campos requeridos están marcados con un *

*

 

Comentarios

  1. Maravilloso artículo. Me has ayudado mucho. Me estás ayudando y me estimulas a vivir una vida donde cada día me siento mejor conmigo y con los demás, con lo que hago y haré. Es hermoso vivir una vida de propósitos donde hagamos cosas útiles para los demás porque nos beneficiamos todos. Muchas gracias. Qué Dios te bendiga siempre.

    • Zuzel Amelia dice:

      Gracias a ti mamá!! 😀

      Gracias por todo lo que me has dado, por todo tu amor.

      Te amo, que Dios te bendiga,

      tu hija