Descubre la versión más auténtica de quién eres y deja una huella significativa en el mundo.

Recibe mis mensajes semanales desde el corazón, para guiarte en el viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.

Las 7 razones por las que tener un mentor cambiará tu vida

Dedicado especialmente a los grandes mentores de mi vida y por supuesto, dedicado a todas las personas que me han dado la oportunidad de ser su mentora.

A menudo los mentores aparecen en la vida de la gente en el momento más oportuno. Así han llegado a mí, esas personas esenciales en mi camino que me han inspirado y guiado con su sabiduría y experiencias. Un mentor asume un lugar personal e insustituible en nuestra vida.

He tenido la suerte de contar con mentores fabulosos. El mentor al que estoy más agradecida es a mi hermano Daniel, quien siempre me ha ayudado a reconocer mi potencial y a confiar en mi misma para seguir a mi verdadera pasión.

A veces tenemos la suerte de que en nuestro entorno más cercano encontramos personas con la comprensión y la visión necesarias para hacernos las preguntas difíciles y orientarnos hacia la realización de nuestros sueños, pero si no tienes esa fortuna, no te preocupes, si de verdad quieres encontrar a una persona que te impulse y te ayude a ver en ti lo que ahora no ves, la encontrarás.

Un mentor es una persona que transfiere su experiencia y conocimientos a otra. Es modelo, consejero, fuente de inspiración y estímulo para la superación. Ejerce influencia positiva en la persona que guía, y goza de su admiración y respeto.

El mentoring es una relación de desarrollo personal en la que una persona experimentada ayuda en el desarrollo personal y profesional a otra, mediante la confianza y el compromiso.

7 Buenas Razones por las que un mentor puede cambiar tu Vida

1. Conexión y acompañamiento

Los mentores conectan emocionalmente con nosotros y nos acompañan de múltiples formas. Entran en nuestra vida en un momento crucial y se quedan con nosotros el tiempo necesario para impulsar un cambio trascendental.

Un mentor tiene un papel fundamental cuando implica la dirección e inspiración en la búsqueda de nuestro potencial y propósito. Es por eso que deben ser personas con más experiencia en el campo en el que necesitamos ayuda y con el don para saber trasmitirla con paciencia y amor.

Te darán algo muy valioso: su tiempo, y te escucharán siempre con atención, para leer entre tus palabras y emociones, esos aspectos que tú no ves y que pueden estarte bloqueando para conseguir lo que buscas.

2. Reconocimiento de lo mejor que hay en nosotros.

Un buen mentor te ayudará a identificar aptitudes que quizás no habías reconocido en ti mismo, te guiará para que te observes más en profundidad para detectar los potenciales que palpitan dentro de ti.

No siempre sabemos cómo vernos a nosotros mismos. Incluso el mejor jugador de golf necesita un entrenador que le señale en qué aspectos puede mejorar y cómo conseguir la siguiente meta.

Necesitamos personas fuera de nuestras mentes y nuestras circunstancias para que vean dónde estamos estancados y puedan mostrarnos los posibles cambios de mayor impacto que podemos llevar a cabo.

Tienes talentos excepcionales que si se fomentan pueden convertirse en algo extraordinario. Cuando los mentores favorecen el reconocimiento y florecimiento de estos talentos, realizan un trabajo que cambia vidas.

Un mentor puede mostrar a su discípulo la luz hacia un nuevo mundo de posibilidades disponibles para él y avivar las llamas de su auténtica pasión. Esto puede lograrlo un guía que ya haya encontrado su elemento y propósito en una disciplina en particular.

Un buen mentor propiciará un espacio de confianza y comprensión para que puedas abrirte a una nueva visión para tu crecimiento personal y desarrollo profesional.

3. Estimularnos para creer en nosotros mismos.

Otro papel importante de un mentor es el de estimular. Ellos proporcionan la confianza para creer que podemos conseguir algo, que antes de conocerlos, a nosotros nos parecía improbable o imposible.

No nos permiten sucumbir a la falta de confianza en nosotros mismos ni a la idea de que nuestros sueños son inalcanzables. Están cerca para recordarte las fortalezas que posees y lo que puedes llegar a conseguir si confías en ti y actúas desde el corazón.

Los mentores ofrecen una ayuda inestimable a la hora de contribuir a que las personas se abran a nuevas posibilidades de crecimiento y expansión.

Decir que la única manera de encontrar tu pasión y tu propósito es con la ayuda de un mentor, puede que sea exagerar las cosas, pero solo ligeramente. Todos hallamos en el camino múltiples obstáculos y límites cuando buscamos lo que queremos hacer.

El auto conocimiento y descubrir lo que realmente queremos no siempre es sencillo cuando no tenemos la claridad y la confianza para mirar hacia dentro y conectar con nuestra esencia.

Sin un guía experimentado que nos ayude a vernos sin las máscaras del ego, que nos estimule a observar lo que tenemos que liberar para poder avanzar, que alinee nuestros intereses y nos dé ese necesario empujón para que saquemos partido a nuestras fortalezas y oportunidades, el camino puede ser más duro.

El mentoring es, desde luego, una vía de doble sentido. Es tan importante tener un mentor en la vida como cumplir este papel con otras personas.

Incluso es posible que uno descubra que su verdadero propósito es ser mentor de otras personas. Esto me sucedió a mí, así que me siento muy agradecida por la oportunidad que he tenido de ser mentora de personas maravillosas que me han permitido ser parte de sus caminos de búsqueda y cambio.

4. Empujarte más allá de lo que consideras tus límites.

Los mentores eficaces nos empujan más allá de lo que nosotros consideramos que son nuestros límites, nos desafían a no acomodarnos. Saben que tienes un potencial extraordinario que aguarda a que lo saques a la luz, por eso estarán ahí para ayudarte a que vayas más allá de tus miedos y límites.

Un mentor puede ayudarte a dirigirte hacia tu mejor versión, ofreciéndote consejos y técnicas y allanándote el camino desde la experiencia que atesora. Un buen mentor te hará aceptar todas tus partes desde el amor y la comprensión, para que puedas dar un salto cuantitativo y cualitativo en el conocimiento de tu verdadera esencia.

5. Mostrarte el camino

Si voy a hacer senderismo con mis amigos, voy por rutas que ya están hechas. Otras personas ya se tomaron el tiempo de quitar los obstáculos y crear el sendero seguro para que podamos disfrutar de la naturaleza.

Un mentor puede llevarte por el camino más suave desde su experiencia en un tema en particular. Si ya la persona ha atravesado por cada etapa que tú vas a pasar, tiene una sabiduría ganada que puede compartir contigo para que no te agobies ni te sientas perdido.

Puedes ahorrar gran cantidad de tiempo, esfuerzo y preocupaciones, simplemente aprendiendo de alguien que ya atravesó el mismo proceso.

6. Un mentor no tiene miedo de hacerte las preguntas difíciles.

Cuando comprendes que una de las formas más efectivas de conocerte y de crear el camino de tu mayor realización, es hacerte las preguntas correctas, tu vida cambia por completo.

Las preguntas correctas son como flechas que apuntan directamente al núcleo de tu ser para hacerte despertar. El mentor te facilitará esas preguntas que te harán sintonizar con tus sueños, con el niño interior del que muchas veces nos olvidamos, pero que está ahí para recordarnos esa parte de nosotros inocente y juguetona, que anhela explorar nuevos horizontes.

Habrá preguntas que te remuevan por dentro, preguntas que te dejen sin respuesta, preguntas que te emocionen o te confundan, pero en cualquier caso llegarás a descubrir con el tiempo que todas las respuestas importantes ya están dentro de ti.

7. Tu mentor no te dejará nunca tirar la toalla.

El mentor que de verdad asuma su papel de guía e inspiración, no te dejará nunca tirar la toalla y rendirte. Hará de tu misión la suya y te acompañará hasta que consigas lo que te has propuesto.

¿Es tu momento para encontrar un mentor?

Sabes si estás listo si ya sientes que has llegado todo lo lejos que podías tu solo, estás abierto y quieres que alguien te ayude, y estás dispuesto a comprometerte con tu proceso de cambio.

Ahora es momento de aprender, crecer y convertirte en el mejor tú que puedes ser.

¿Alguna vez has considerado tener un mentor? ¿En qué te gustaría que te ayude en este momento de tu vida? ¿Qué tendrías en cuenta para elegirlo?

Gracias por compartir tu respuesta en los comentarios 🙂

Cambia el Mundo haciendo lo que Amas,

Zuzel Amelia

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Estás dispuesto a expandir tu consciencia y encender la chispa de tu Pasión y tus talentos?

Comienza hoy a recibir en tu correo mis mensajes más personales para acompañarte en esta aventura fascinante

Comparte tus ideas conmigo

Los campos requeridos están marcados con un *

*